El Estado de la Paternidad en América Latina y el Caribe: Resumen Ejecutivo

El Estado de la Paternidad en América Latina y el Caribe: Resumen Ejecutivo

Este informe recopila y analiza lo que se sabe y -aquello que necesita con más profundidad- acerca de la participación de los hombres en ciertos temas que intersectan directamente con la paternidad, como por ejemplo: las taredas de cuidado y crianza de los hijos e hijas; el desarrollo infantile, la salud sexual y reproductive; la salud maternal, neonatal e infantile; la violencia contra las mujeres, las niñas y niños y su prevención.

 

Consulta el Resumen Ejecutivo del Estado de la Paternidad en América Latina aquí.

Los vestidos de color rosa y la identidad de género en preescolar

Los vestidos de color rosa y la identidad de género en preescolar

¿Por qué a algunas niñas les gusta vestirse de rosa? 

Por Diane Ruble, Leah Lurye & Kristina Zosuls
 

En la cultura contemporánea estadounidense y en una buena parte del occidente, el color rosa simboliza lo femenino y la feminidad. Sin embargo,

¿Por qué será que, a cierta edad, hay niñas que se rehusan a usar cualquier ropa menos rosa 

Cuando nace una niña, muy a menudo se le envuelve en una cobija rosa y se le viste con ropa de este color. Lo que más nos llama la atención de este tema es que, cuando los niños y las niñas tienen entre 3 y 4 años de edad, ellos y ellas suelen tener un apego muy rígido al color o tipo de vestimenta que eligen. Como investigadores en el tema del género dentro de la psicología del desarrollo, hemos observado una gran cantidad de niñas que pasan por una etapa, en la cual no quieren ni salir de casa si no se les pone un vestido, el cual suele ser color rosa con adornos. La intensidad con la que muchas niñas parecen desear esto, y su expresión tan extrema en niñas pequeñas, han generado nuestra motivación en estudiar el tema.

Al entrevistar a la joven madre de una niña de 3 años, ésta comenta que el único momento en el cual su hija podía vestir de un color que no fuera rosa cuando se le mostraba que toda su ropa rosa estaba sucia o en la lavadora.

¿Cuál será el motivo detrás del fenómeno donde muchas niñas de 3 a 4 años insisten en usar vestidos color rosa?

Una explicación es que las normas culturales apoyan una distinción de colores para cada género, donde las niñas que usan vestidos rosas con adornos suelen recibir cumplidos. Sin embargo, creemos que la razón detrás de este fenómeno no es únicamente debido a la socialización. Aún las madres y los padres que buscan criar a sus hijos e hijas de manera igualitaria en temas de género, suelen estar asombrados por que a veces sus hijas quieren usar vestidos rosas a toda costa. Al mismo tiempo, las mismas madres y padres que tienen actitudes más tradicionales hacia el género, se sorprenden de lo extremo que puede parecer la aparente necesidad de sus hijos e hijas de vestir de una cierta manera. Igualmente, hay niñas que insisten en usar vestidos rosas en las situaciones menos cómodas, como para pasear en el campo o montar a caballo. Aquí, los padres suelen resolver el berrinche poniéndoles a sus hijas mallones o pantalones debajo de su vestido. No obstante, la insistencia de portar vestidos rosas no viene sin sus conflictos, ya que puede incitar discusiones familiares. Algunos investigadores consideran que el fenómeno del vestido rosa puede tener una base biológica, relacionado con la preparación de roles de género en la edad adulta.  

Investigadores argumentan que la preferencia que suelen tener las niñas hacia el color rosa es evolutiva, donde el sexo femenino desarrolló un sistema visual especial para discriminar ondas de luz rojas (Alexander, 2003). Parece interesante la propuesta, sin embargo su relevancia debe ser evaluada de acuerdo al contexto histórico y cultural. Por ejemplo, el azul y el rosa no siempre han sido colores típicos de los niños y las niñas respectivamente. Antes de los 1920´s en Estados Unidos, se les vestía a los niños y las niñas de blanco, sugiriendo que el uso del color de la vestimenta no marcaba la diferencia entre los niños y las niñas en ese entonces (Chiu et al., 2006; Paoletti, 1997). Posteriormente, un artículo publicado en 1918 muestra que el rosa, siendo un color más fuerte, era más apto para niños, mientras que el azul, un color delicado era lo mejor para las niñas (Paoletti, 1997). Algunas explicaciones biológicas pueden ayudar a entender por qué las niñas se suelen obsesionar con el rosa y no con otro color, como se menciona anteriormente. Sin embargo, no se ha logrado explicar por qué las niñas de cierta edad pueden dedicar tanto tiempo y energía a vestirse de un color o de una manera, sea cual sea.

Como se puede ver, el fenómeno del uso de vestidos rosas no puede atribuirse únicamente a la socialización ni a factores biológicos, sino se debe a múltiples factores. Existe una interpretación diferente para explicar estos aspectos del desarrollo de género, realizada por Martin Ruble (2004). La aproximación cognitiva o de “auto-socialización”, está basada en la idea de que los niños y las niñas construyen su propia interpretación del género de manera activa, a partir de su contexto y sus señales sociales. Es decir, una vez que un niño o niña reconoce que existen dos géneros y que él o ella forma parte de uno, toda información relevante a su género y a lo que distingue a niños de niñas se vuelve sumamente importante para él o ella. Con esta información, van aprendiendo las reglas que se asocian con el desarrollo de su identidad. ¿Cómo sabemos esto? Investigaciones realizadas con niños y niñas muestran que ellos y ellas van comprendiendo las categorías de género alrededor de los dos años de edad, que es cuando comienzan a jugar juegos típicos de su género y cuando logran expresar sus preferencias de color y ropa de manera verbal (Zosuls, Ruble et al 2007).

Para comprender a fondo la perspectiva de la auto-socialización, debemos entender tres