image
image
image
image
image image image image
Profesionales

La familia, la comunidad y en general las personas que trabajan con niños pequeños desempeñan un papel fundamental en el desarrollo infantil temprano. Investigaciones recientes muestran que proveer servicios de calidad para la atención, estimulación y educación de niños y niñas, les garantiza un buen comienzo en la vida, lo que redundará en un mejor desempeño y permanencia en la escuela, mejores capacidades para relacionarse con otras personas y resolver conflictos, hábitos positivos de higiene y alimentación, entre otras cosas.


El desarrollo integral de los niños, las niñas, sus familias y comunidades requiere de una adecuada oferta de servicios de cuidado y atención de salud, educación y desarrollo social. Por ello, es necesario que quienes se especializan en alguna de estas áreas identifiquen cuándo es necesaria la intervención de otros profesionales.

 


"La estimulación temprana, la nutrición, la salud  y la higiene son clave en la promoción del desarrollo óptimo de la salud y desarrollo de la infancia."

 

Las políticas públicas para la atención integral del desarrollo infantil temprano deben tomar en cuenta la integración de los servicios de salud, nutrición, educación, protección a la violencia y bienestar social, así como enfocarse en el bienestar económico de los padres y proveedores de cuidados y educación.

 

¿Cómo lograr la equidad en el desarrollo infantil temprano?

La equidad implica asegurar que las mejores oportunidades de programas estén disponibles para todos los niños y las niñas así como para todas sus familias. En este sentido, es necesario garantizar la disponibilidad y provisión de programas y servicios de calidad para el bienestar de la infancia.