Preloader logo

La importancia de la educación preescolar en contextos indígenas en México: Retos y esperanzas

Por Aldo Anzures Tapia, Universidad de Pensilvania

¿Qué tanto sabes acerca de las lenguas indígenas de tu país?

En México existen 68 lenguas indígenas y más de 360 variantes de éstas. Sin embargo, aunque nos cueste trabajo creerlo, fue hasta la década de 1990 cuando se reconoció oficialmente la existencia de estas lenguas en la Constitución Mexicana, y no fue sino hasta el 2001 que surgieron políticas para impartir la educación formal desde una perspectiva intercultural y bilingüe. A pesar de la buena voluntad de estas políticas, la mayoría han permanecido principalmente en el nivel de educación preparatoria, teniendo poco impacto en los niveles de secundaria, primaria y preescolar. Como consecuencia de esto, todavía es escasa la investigación que considera la relación entre la educación bilingüe y su adecuación pedagógica en los preescolares en contextos indígenas 1.

¿Por qué son importantes los preescolares en contextos indígenas?

La educación preescolar indígena es un espacio en donde lenguas, familias, culturas e identidades conviven de maneras complejas 2. En estos espacios, padres y madres de familia, docentes, y el gobierno, negocian objetivos educativos oficiales y componentes lingüísticos y culturales propios de las comunidades 3, y en ocasiones, se puede ver como en estas negociaciones los modelos oficiales no empatan con el lenguaje y las prácticas culturales de los estudiantes y/o familias indígenas. Por ejemplo, hay familias que no quieren que se le enseñe su lengua a sus hijos o hijas, ya que socialmente no ha sido valorada y ellos han sido discriminados por hablarla. De esta manera, muchas familias no quieren que sus hijos e hijas sufran este tipo de desvalorización y discriminación y prefieren que en los preescolares no se enseñe su lengua materna.

Aunque ya se reconoce la existencia de las lenguas indígenas en el país, y sabemos que la educación preescolar y la familia son espacios y momentos para que las lenguas se revitalicen, esto no está pasando. ¿Porqué?

La familia y la educación preescolar son espacios para hablar y promover las lenguas indígenas 4. Sin embargo, cuando uno escucha y vive estos ejemplos de discriminación es importante preguntarse:

¿Que está pasando en los preescolares indígenas y con sus familias para que no estén promoviendo una educación intercultural y bilingüe?

Cuando los modelos de educación intercultural bilingüe no son exitosos en la educación preescolar:

  • ¿es acaso por una cuestión de recursos monetarios, mobiliario o falta de personal?
  • ¿es por falta de conocimiento por parte de los padres de familia?
  • ¿es por falta de conocimiento por parte de los docentes?
  • ¿será que la currícula escolar está desapegada de las prácticas comunitarias y por lo tanto de las practicas lingüísticas?

No hay respuesta única. Cada una de estas preguntas es compleja y multifactorial.

El dilema de la educación preescolar en contextos indígenas en México

En la Península de Yucatán, existen pueblos en donde el 71% de la población vive debajo de la línea de la pobreza, y el 24% vive en extrema pobreza, situando a los niños y niñas en posiciones frágiles en distintas dimensiones sociales, educativas y sanitarias 5. Tristemente, esta situación refleja la tendencia histórica de las condiciones de exclusión y pobreza de las comunidades indígenas de México y América Latina. La introducción de la educación formal dedicada a la primera infancia en comunidades indígenas es uno de los esfuerzos gubernamentales para revertir esta tendencia, pero inadvertidamente ha llevado a un desplazamiento lingüístico voraz en muchas de las comunidades indígenas 6.

¿Quién es responsable de la revitalización de las lenguas indígenas?

Aunque las lenguas indígenas se han introducido a la educación formal, se están sacrificando elementos culturales y lingüísticos al mismo tiempo. Así, el problema de la revitalización de las lenguas indígenas no solo obedece a tener políticas públicas en papel, sino depende de que las comunidades, las madres y los padres de familia y la sociedad en general, estén convencidos que las lenguas indígenas son vehículos de amor, afecto, relaciones sociales, prácticas agrícolas y por su puesto códigos intelectuales que se deben de promover e impulsar con los actores más jóvenes de nuestra sociedad.

¿Cuáles son los logros hasta ahora?

  1. En México, ya tenemos educación inicial y preescolar en casi todas las comunidades indígenas del país a través de distintos programas, como CONAFE.
  2. Existen instituciones que respaldan el trabajo con las lenguas indígenas (p.e., INALI)
  3. Existe una incipiente, pero progresiva, investigación sobre lo que pasa en nuestro país respecto a las intersecciones entre la educación preescolar y los contextos indígenas.

Ahora tenemos mayor conocimiento sobre qué podemos hacer para revitalizar las lenguas minorizadas.

El cambio comienza desde casa

Si eres padre o madre de familia y hablas una lengua indígena, siéntete orgulloso de ella y sé un agente de cambio al promoverla con los niños o niñas que te rodean. Entre más pronto las promovamos y nos sintamos orgullosos de ellas, estaremos combatiendo su olvido, pérdida y discriminación. Nuestras lenguas viajan con muchas historias, chistes y amores. Es una ventaja que los niños y niñas puedan ser bilingües por sus contextos familiares y que aprovechen estas oportunidades únicas.

 

Biografía

Aldo Anzures Tapia es maestro en Desarrollo en Educación Internacional por parte de la Universidad de Columbia, y candidato a doctor en Lingüística Educativa por parte de la Universidad de Pensilvania. Su investigación se enfoca en los caminos que siguen las políticas lingüísticas en México conforme se implementan, desarrollan y complican en la educación preescolar en contextos indígenas. Su correo es aldoa@gse.upenn.edu.

Referencias

  1. Pence, A. (2013). Voices Less Heard. In P. Rebello Britto, P. L. Engle, & C. M. Super (Eds.), Handbook of Early Childhood Development Research and Its Impact on Global Policy (pp. 161–180). New York, NY: Oxford University Press. 
  2. Romero-Little, M. E. (2010). How should young Indigenous children be prepared for learning? A vision of early childhood education for Indigenous children. Journal of American Indian Education49(1&2), 1–25.
  3. Harkness, S., Super, C. M., Mavridis, C. J., Barry, O., & Zeitlin, M. (2013). Culture and early childhood development. In P. Rebello Britto, P. Engle, & C. M. Super (Eds.), Handbook of early childhood development research and its impact on global policy (pp. 142–160). New York, NY: Oxford University Press.
  4. Fishman, J. A. (1991). Reversing language shift: Theoretical and empirical foundations of assistance to threatened languages (Vol. 76). Bristol, Pennsylvania: Multilingual matters.
  5. Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI). (2011). Panorama sociodemográfico de Quintana RooMexico City, Mexico: INEGI.
  6. Penn, H. (2011). Travelling policies and global buzzwords: How international non-governmental organizations and charities spread the word about early childhood in the global South. Childhood18(1), 94–113.

 

Las opiniones, análisis y recomendaciones aquí expresadas no reflejan necesariamente las opiniones del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-color: #00aeef;background-size: cover;background-position: right top;background-attachment: scroll;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 235px;}