Estado Mundial de la Infancia 2013: Niñas y niños con discapacidad

Estado Mundial de la Infancia 2013: Niñas y niños con discapacidad

¿Existe algún niño que no sueñe con que le tengan en cuenta, o que no aspire a que se reconozcan sus cualidades?

No. Todos los niños y las niñas tienen esperanzas y sueños, incluso aquellos con discapacidad. Y todos merecen una oportunidad para hacer realidad sus sueños. La presente edición del Estado Mundial de la Infancia incluye aportes de jóvenes y de progenitores que demuestran que, cuando se les brinda la oportunidad, los niños y las niñas con discapacidad son perfectamente capaces de superar los obstáculos que atentan contra su inclusión, asumir en igualdad de condiciones el lugar que les corresponde en la sociedad y enriquecer la vida de sus comunidades. Sin embargo, un número sumamente alto de niños y niñas con discapacidad sencillamente no tienen la oportunidad de participar. Con demasiada frecuencia, estos niños se cuentan entre los últimos en beneficiarse de los recursos y los servicios, especialmente cuando son escasos. Y a menudo son objeto de lástima o, lo que es peor, de discriminación y abuso. Las privaciones que padecen los niños, las niñas y los adolescentes discapacitados constituyen una violación de sus derechos y del principio de equidad, que se relacionan estrechamente con la dignidad y los derechos de toda la infancia, incluyendo a los miembros más vulnerables y marginados de la sociedad. Como se explica en este informe, la inclusión en la sociedad de los niños y niñas con discapacidad es posible, pero exige, ante todo, un cambio de percepción; esto es, reconocer que tienen los mismos derechos que los demás niños y niñas; que pueden ser agentes de cambio y no simples beneficiarios de obras de caridad; y que sus opiniones deben escucharse y tomarse en cuenta a la hora de formular nuestros programas y políticas.

Consulta aquí el reporte completo del Estado Mundial de la Infancia 2013: Niños y niñas con discapacidad

El tiempo que pasamos frente al celular, ¿Afecta a nuestros hijos e hijas?

El tiempo que pasamos frente al celular, ¿Afecta a nuestros hijos e hijas?

El uso frecuente de la tecnología por parte de las madres y los padres se encuentra asociado a conductas problemáticas en sus hijos e hijas, reporta un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Illinois y la Universidad de Michigan, el cual fue realizado con más de 300 madres y padres con niños y niñas entre 1 y 5 años.

Las madres y los padres encuestados que reportaron tener un uso excesivo de sus aparatos electrónicos, también se distraen al intentar jugar con sus hijos e hijas. En el estudio previamente mencionado, se observaron diferencias entre madres y padres, donde aquellas madres que aceptaban tener una interferencia tecnológica entre ellas y sus hijos e hijas (ahora este fenómeno es llamado “tecnoferencia”), reportaron más conductas problema en sus hijos e hijas, tales como hiperactividad o frustración. Por otro lado, la misma correlación no se vio entre los padres y sus hijos o hijas, aunque esto se puede deber a que los padres de esta muestra pasaban menos tiempo en total con sus hijos e hijas que las madres, disminuyendo el posible impacto del uso de aparatos móviles.

Este estudio es el primero en demostrar una asociación importante entre las percepciones de las madres y los padres frente al uso de tecnología digital, la interferencia de la tecnología o “tecnoferencia” en la interacción con los niños y las niñas, y las conductas problema que se observan en los mismos.

Los hallazgos de esta investigación subrayan que los padres, las madres y los cuidadores de los niños y las niñas deben de medir la cantidad de tiempo que pasan frente al celular, la tableta o la computadora cuando están en la presencia de niñas y niños en la primera infancia, especialmente si notan que comienzan a sustituir momentos de interacción cara a cara, por tiempo frente a alguna de las múltiples pantallas presentes en nuestras vidas.

McDaniel BT & Radesky JS (2017), Technoference: Parent Distraction with Technology and Associations with Child Behavior Problems, Child Development
Consulta el resumen del artículo aquí: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28493400